Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La Fundación Villacisneros ha celebrado una nueva tertulia literaria bajo el título “Epidemias en la literatura: La peste, de Albert Camus y Némesis, de Philip Roth”. Hemos contado con la escritora y editora Miriam Tey y el catedrático de Latín Horacio Silvestre. 

Jon Juaristi, catedrático de Literatura Española es el encargado de dirigir este ciclo de tertulias que modera Alicia Delibes, directora del Proyecto de Educación de la Fundación Villacisneros.

YouTube

Al cargar el vídeo, acepta la política de privacidad de YouTube.
Más información

Cargar vídeo

 

Claves de la tertulia literaria

Albert Camus nació el 7 de noviembre de 1913 en la ciudad argelina de Mondovi. Su padre fue movilizado nada más comenzar la Primera Guerra Mundial. Solo llevaba un mes en el frente cuando una bala le atravesó la cabeza provocando su muerte. Dejaba una viuda, Catherine, medio sorda y que apenas sabía leer y escribir, y dos huérfanos: Lucien de cuatro años y Albert de 11 meses. Los tres fueron recogidos por la madre de Catherine en su casa de Argel.

El pequeño Albert destacó pronto entre sus compañeros de colegio. Su maestro, M. Germain, al darse cuenta de la capacidad intelectual de aquel niño se ocupó personalmente de que estudiara bachillerato. Gracias a ello, Albert Camus pudo llegar a la Universidad y estudiar Filosofía. Camus se dedicó al periodismo, al teatro y a la novela. Cuando estalla la Segunda Guerra Mundial, intenta alistarse para ir al frente, pero fue rechazado por su mala salud (había sufrido ya más de un ataque de tuberculosis).

Albert Camus comenzó a escribir La peste durante la ocupación alemana de Francia. La novela fue publicada en 1947; tuvo un gran éxito y consagró a su autor como escritor.

El relato de Camus comienza el 16 de abril de un año indeterminado de la década de 1940 en la ciudad de Orán (Argel). El joven doctor Rieux sale de su casa y, en el rellano de la escalera, tropieza con el cadáver de una rata que muestra claros indicios de haber vomitado sangre. Es la primera señal de la llegada de la peste a la ciudad.

“En el mundo -escribe Camus– ha habido tantas pestes como guerras. Sin embargo, pestes y guerras encuentran siempre a la gente desprevenida”.

La peste se desencadena, los casos se multiplican; las autoridades dudan sin saber qué hacer, incluso quieren negar la evidencia; acaban por cerrar la ciudad y por crear un hospital para infecciosos; los sueros que piden a París llegan defectuosos; los enfermos empiezan a morir lejos de sus seres queridos; comienzan los enterramientos masivos; algunos hacen negocios en el mercado negro; los sanitarios se convierten en héroes; los enamorados sufren la separación de sus amantes; así van a pasar los meses, con los servicios de estadística confirmando que cada vez hay más muertos.

En ese marco y a través de los personajes principales, como son el doctor Rioux, su amigo Tarrou, el periodista Rambert, y el jesuita Paneloux, Camus va a colocar sus reflexiones sobre el bien y el mal, sobre la condición humana y sobre las relaciones de los hombres con lo trascendente.

“En las epidemias se aprende que en el hombre hay más cosas admirables que despreciables”.

Un día, sin saber muy bien por qué, la epidemia empieza a remitir, el número de contagiados disminuye y cada vez, son menos los enfermos que mueren. Nueve meses después de que el doctor viera la primera rata, la peste pudo considerarse superada.

Rioux observa con cierto escepticismo el jolgorio con el que los habitantes de Orán reciben la nueva del fin de la enfermedad. Él sabe que “el bacilo de la peste no muere ni desaparece jamás (…). Y puede ser que un buen día, para desgracia y enseñanza de los hombres, la peste vuelva a despertar a las ratas y las envíe a morir a la ciudad”

Esta novela de Camus ha sido interpretada a veces como una alegoría de la Resistencia a la ocupación nazi de Francia durante la Segunda Guerra Mundial. En esa posible alegoría, la peste de Orán se identificaría con la “peste parda”, nombre con el que fue designado el nazismo debido al color del uniforme de las S.A.

Por otra parte, el grupo que Tarreau y el doctor Rieux crean para tratar de erradicar y contener la peste, podría muy bien representar un grupo de la Resistencia francesa con la que el propio autor colaboró.

Camus recibió el Premio Nobel en 1957. Es famosa la carta que días después de la entrega del Premio, Camus envió a su maestro de Primaria:

19 de noviembre de 1957

Querido M. Germain

He dejado que se apagara un poco el ruido que me ha rodeado estos días para poder hablarle con todo mi corazón. He recibido un honor demasiado grande, que no he buscado ni pedido. Pero cuando supe la noticia, mi primer pensamiento, después de para mi madre, ha sido para usted.

Sin usted, sin esa mano afectuosa que usted tendió al niño pobre que era yo, sin sus enseñanzas y su ejemplo, nada de todo esto hubiera sucedido.

No me hago un mundo del honor recibido. Pero, al menos, es una ocasión para decirle lo que ha sido, y será siempre para mí; y para asegurarle que su esfuerzo, su trabajo y el generoso corazón que en ello puso están siempre vivos en uno de sus pequeños escolares, que, pese a los años, no ha dejado nunca de estarle agradecido. Le abrazo con todas mis fuerzas.

Albert Camus

Dos años más tarde, el 4 de enero de 1960, Camus volvía a París desde su casa de Lourmarin en el deportivo de su amigo Michel Gallimard. El coche se salió de la carretera y chocó contra un árbol. Camus murió en el acto, tenía 46 años.

Philippe Roth, autor de Némesis, nació el 19 de marzo de 1933 en Newark (Nueva Yersey).  Era el segundo hijo de un matrimonio de judíos estadounidenses recién emigrados del Este de Europa. Creció en el barrio judío de su ciudad natal en la que, en el verano de 1944, cuando Roth tenía once años, se desató una epidemia de polio que ocasionó la enfermedad, y a veces la muerte, de varios niños.

Roth se especializó en literatura inglesa, ejerció la docencia en diversas universidades norteamericanas y fue el autor de un buen número de novelas. Némesis, publicada en 2010, es la última de ellas.

Philipe Roth recibió muchos premios literarios en su vida. En el año 2012 obtuvo el Premio Príncipe de Asturias de las Letras. No pudo asistir a la ceremonia de entrega porque estaba siendo operado de la columna vertebral. Falleció en Nueva York el 22 de mayo de 2018, a los 85 años de edad, sin haber logrado que le concedieran el Nobel, premio que, a juicio de críticos y escritores, había de sobra merecido.

En Némesis Roth relata la historia Bucky Cantor, un joven profesor judío que dirigía una escuela deportiva en Newark  cuando, en el verano de 1944, se desencadenó la epidemia de polio.

La madre de Cantor había muerto en el parto y su padre era un delincuente que había pasado cierto tiempo en la cárcel. Los abuelos maternos se hicieron cargo del niño al que entregaron todo su cariño y educaron en basa a unos sólidos principios morales.

Con 23 años, Cantor es un profesor responsable, comprometido con el bienestar de sus alumnos, casi un hermano mayor al que todos quieren y respetan. Sabemos que está enamorado de una joven, Marcia, con la que hace planes para casarse.

Cuando en aquel terrible verano la enfermedad, y en algún caso la muerte, alcanzaba a alguno de sus chicos, la  seguridad de Bucky se tambaleaba, preguntándose si lo que estaba haciendo era realmente lo mejor para preservar la salud de sus muchachos.

Un buen recibe la oferta de un puesto fuera de la ciudad como profesor de natación en el campamento de verano en el que trabaja su novia. La posibilidad de abandonar la ciudad contaminada y de estar con Marcia resulta demasiado atractiva para no aceptarla.

Unos días después de su llegada surge en el campamento un caso de polio. Cuando Cantor descubre que él también está contagiado el mundo se le viene encima. No tiene ninguna duda: él ha sido quien ha traído la enfermedad al campamento.

Pasan los meses, termina la Guerra, vuelve la normalidad a Newak, pero para Cantor ya no habrá ilusión ni esperanza. Lisiado y solo, verá pasar la vida a su lado sin poder ya  tomar parte en ella.

Un día se encuentra con Arnie, uno de los chicos que en el verano de 1944 contrajo la polio en Newark. Como Cantor, Arnie había quedado paralítico, pero, al contrario del fue su profesor, él había sido capaz de rehacer su vida: es arquitecto, tiene un buen empleo, una mujer y unos hijos.

Cantor le cuenta su tragedia. Arnie intenta animarle: “No sea su peor enemigo. Ya hay suficiente crueldad en el mundo tal y como están las cosas. No las empeore convirtiéndose en un chivo expiatorio”.

Cantor piensa que su caso no es el de Arnie, él no es inocente. Si no hubiera faltado a su deber, si se hubiera quedado en Newark, la enfermedad no se hubiera propagado. “Él quería ayudar a los chicos y fortalecerlos, y en lugar de eso les causé un daño irreparable”. Por eso mereció el castigo y por eso renunció a la mujer que amaba. Ella no merecía pasar la vida junto a un lisiado.

Tal era el pensamiento que había conformado las décadas de sufrimiento silencioso de un hombre que no se merecía ningún mal”.

“El sentimiento de culpa en un hombre como Bucky puede parecer absurdo, pero de hecho es inevitable. Una persona así está condenada.”

“El triunfo de semejante persona es librar a su amada de tener un marido inválido, y su heroísmo consiste en rechazar su deseo más profundo al renunciar a ella.”

Los tertuliano han coincidido en considerar esta novela, o más bien tragedia, de Philippe Roth como una obra maestra. Y es que Némesis es una obra extraordinaria, donde Philip Roth demuestra su talento como narrador y su compromiso con los grandes temas de la literatura: el ser humano, la muerte, Dios, el mal, lo irracional, la tensión entre el individuo y la comunidad, la crueldad de la sociedad…

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on linkedin
Compartir
Share on whatsapp
Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

artículos relacionados

Deja una respuesta

IMPACTA CON LOS QUE YA ESTÁN CON NOSOTROS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

IMPACTA CON LOS QUE YA ESTÁN
CON NOSOTROS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER