Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
El pasado lunes 25 de noviembre, tuvo lugar en el salón de Grados de la Universidad CEU San Pablo, la presentación a los alumnos del libro “Cuando la maldad golpea”, promovido y editado por la Fundación Villacisneros.

El pasado lunes 25 de noviembre, tuvo lugar en el salón de Grados de la Universidad CEU San Pablo, la presentación a los alumnos del libro “Cuando la maldad golpea”, promovido y editado por la Fundación Villacisneros.

El acto consistió en un coloquio que fue presentado por Raúl Mayoral, director general de la Fundación Universitaria San Pablo CEU en el que participaron cinco de los autores de los relatos que componen el libro y que fue moderado por Fernando Nistal, secretario técnico del Observatorio Internacional de Víctimas del Terrorismo.

Las víctimas que intervinieron fueron Ana Velasco, quién destacó el peligro de arrinconamiento social de las víctimas del terrorismo y mostró su preocupación por el fortalecimiento en el País Vasco de los partidos que lo apoyan y por el quebranto de la justicia que ha provocado la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos con respecto a la doctrina Parot.

Javier Bravo, que perdió a su mujer en los atentados del 11-M centró su intervención en el proceso terapéutico que había supuesto para él la escritura de su relato, de lo difícil que le resultó trasladar sus sentimientos y vivencias al papel y lo gratificante que fue todo el proceso en cuanto a las relaciones humanas que se establecieron con el resto de participantes en el proyecto.

El testimonio de Lourdes Rodao tuvo una gran fuerza emocional. Lourdes narró los pasos que tuvo que dar para salir del trauma que le supuso la muerte de su marido hace tan solo cinco años. Explicó los esfuerzos que tuvo que hacer para levantarse cada mañana, cómo le ayudó el  volver a bailar, como hacía antes del atentado, como tuvo que afrontar el regreso a los lugares que frecuentaba con su marido y como sigue luchando cada día por salir adelante, cada vez con más fuerza y determinación.

Por su parte, Asunción Luna Gila, reflexionó sobre cómo, desde que perdió a su padre cuando tan solo tenía once años, había observado el erróneo tratamiento que se ha hecho a lo largo del tiempo en la lucha contra el terrorismo y los graves errores que se han cometido. Afirmó que es necesario que cada uno aporte su propia energía y su propia determinación para conseguir una sociedad mejor.

Por último Ignacio González de Castro, Guardia Civil superviviente de uno de los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, narró que la experiencia que vivió el día de los atentados fue tan horrible que no puede expresarla para no transmitir a los demás el espanto de lo que vio. Explicó que en su relato cuenta las fases por las que pasó para recuperarse psíquicamente de aquella brutal experiencia, como le ayudaron sus perros, los paseos por el campo, el deporte, sus padres –su principal bastión-  y la familia en general que le hizo recuperar la ilusión por vivir.

Posteriormente, se estableció un interesante coloquio con los alumnos del CEU, muy impresionados por los testimonios que habían escuchado.

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on linkedin
Compartir
Share on whatsapp
Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

artículos relacionados

Deja una respuesta

IMPACTA CON LOS QUE YA ESTÁN CON NOSOTROS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

IMPACTA CON LOS QUE YA ESTÁN
CON NOSOTROS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER