Artículos

Fundación Villacisneros

15 diciembre 2015

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
El pasado mes de abril, tuve la enorme satisfacción de comunicarle personalmente a Ana María Vidal-Abarca que el patronato de la Fundación Villacisneros había decidido por unanimidad otorgarle un merecidísimo premio a su trayectoria, coherencia, integridad y valentía en la defensa de las víctimas del terrorismo y lo que representan para España.

El pasado mes de abril, tuve la enorme satisfacción de comunicarle personalmente a Ana María Vidal-Abarca que el patronato de la Fundación Villacisneros había decidido por unanimidad otorgarle un merecidísimo premio a su trayectoria, coherencia, integridad y valentía en la defensa de las víctimas del terrorismo y lo que representan para España. Hoy recuerdo emocionado la ilusión que sintió cuando recibió la noticia y lamento profundamente no habérselo podido entregar en persona, aunque su espíritu ha estado con nosotros en todo momento mientras sus hijas –dignas herederas de una madre excepcional- lo recogían en su nombre.

En estos tiempos convulsos, en los que el terrorismo se muestra en toda su brutalidad, nos falta Ana María, pero su recuerdo y su ejemplo han de ser una constante en nuestra vida pública. Al contemplar tanta mediocridad y conformismo, personas de su valía adquieren una dimensión aún mayor como referentes de valores y principios que deberían ser sagrados en nuestra sociedad. A lo largo de su vida, Ana María demostró contar con unas cualidades excepcionales: fuerza, carácter, personalidad, ideas claras, confianza y fe en sus sólidas convicciones. Qué gran valor y clarividencia tiene que tener una mujer para gritar serenamente, en el entierro de su marido, “Viva España” desenmascarando así a quienes pretendían camuflar los motivos por los que fue asesinado. Qué generosidad, qué entrega, qué firmeza de principios y sentido de la justicia tuvo que tener para fundar la Asociación de Víctimas del Terrorismo en unos tiempos –año 1981- en los que las víctimas eran arrinconadas y olvidadas sin la más mínima sensibilidad hacia ellas. Ana María las hizo visibles, les ayudó a recuperar la dignidad, a que la sociedad se solidarizase con ellas. Ella nos enseñó a todos, nos marcó el camino a seguir con su ejemplo, con su sensatez, su equilibrio y su perseverancia, apelando siempre a la justicia y al estado de derecho como únicas armas frente al odio de los terroristas.

Desgraciadamente, hoy en España las víctimas del terrorismo han pasado de ser un símbolo del que enorgullecernos como Nación a un colectivo molesto e incomodo que dificulta “la paz y la convivencia” en la nueva andadura encaminada a pasar página y hacer como si ETA no hubiera existido nunca, relegando la necesaria prevalencia de verdad y justicia que con toda razón reclaman las víctimas y por las que ella tanto se esforzó. Ana María Vidal-Abarca representa la lucha incansable por defender la verdadera convivencia en libertad de los españoles a través del reconocimiento de lo que han supuesto tantas víctimas asesinadas: la defensa de nuestra Nación.

El pasado 7 de julio el Gobierno le otorgó la medalla al Mérito Constitucional. Su hija Ana al recogerla leyó unas palabras escritas por su madre que reflejan la enorme talla humana de Ana María Vidal-Abarca:

“Los años y la experiencia me han enseñado algo muy valioso: puede parecer un contrasentido pero no lo es. En esta vida hay veces que aunque parezca que pierdes, ganas. Porque ganas siempre cuando eres buena persona, ganas siempre cuando procuras no hacer daño a nadie, ganas cuando defiendes la vida y la libertad. Ganas siempre cuando defiendes tus ideas con la palabra, razonablemente, sin descalificar, y ganas cuando confías, aunque a veces te equivoques”

Lo cierto, es que hemos sido todos los españoles quienes hemos ganado teniendo una compatriota excepcional cuyo legado todos hemos de contribuir a que perdure.

Share on facebook
Compartir
Share on twitter
Compartir
Share on linkedin
Compartir
Share on whatsapp
Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

artículos relacionados

Deja una respuesta

IMPACTA CON LOS QUE YA ESTÁN CON NOSOTROS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

IMPACTA CON LOS QUE YA ESTÁN
CON NOSOTROS

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER